Torta Negra Venezolana

https://igcdn-photos-f-a.akamaihd.net/hphotos-ak-xap1/t51.2885-15/e35/12362313_1124558560918325_748068564_n.jpg

Estas fiestas no solo es para celebrar por estar con la familia reunida y todas las cosas buenas que hemos tenido a lo largo del año, sino también para comer hasta más no poder. Hay muchos postres, tradicionales en todas las culturas, que se utilizan para celebrar estas fechas. Aquí en Venezuela tenemos el dulce de lechosa, el dulce de higos, la rosca/roscón, así como muchos otros, pero es la Torta Negra la que, por excelencia, engalana las mesas venezolanas con su dulzura y espectacular sabor navideño.

Como tal, no hay una historia fidedigna que señale la invención, o importación, de la tradición de la Torta Negra a tierras criollas pero, muchos coinciden en que se desprende del famoso Budín Inglés que trajeron los colonos británicos a Trinidad en el año 1797. Este habría entrado por las costas orientales, tales como en Paria en el Estado Sucre, que con muchos contactos con la isla de Trinidad, habrían adaptado el postre con azúcar morena, ron (bebida alcohólica originaria del Caribe), cacao en polvo o chocolate, café y servirlo con helado de mantecado. No solo Venezuela (que es una cultura que se caracteriza con la adquisición de muchas tradiciones) ha heredado este postre sino también otros países latinoamericanos como Brasil en donde se hace el bolo preto, en Argentina se hace la torta galesa, y en Curasao se hace el rum cake, especial para bodas. 

Para estas navidades en mi casa, mi mamá me pidió que hiciera una torta negra; debo confesar que cuando era niña nunca me gustaba comerla, en casa de mi abuela la hacían, pero a mí nunca me gustaba probarla porque me disgustaba el sabor a ron y las frutas confitadas. No obstante, he descubierto que muchas de las cosas que antes no me gustaba comer ahora si me gustan, así que estaba determinada en hornear una deliciosa torta negra para las fiestas en mi casa y disfrutar de ella. 

Ingredientes:
  • 150grs de mantequilla
  • 200grs de azúcar morena
  • 140grs de harina repostera
  • 1 cucharada de esencia de de vainilla
  • 3 huevos
  • 1 pizca de sal
  • Polvo de hornear
  • 50ml de leche
  • 1 pizca de canela
  • 150grs de frutas maceradas
  • ¼ de taza de líquido de a maceración
  • 4 cucharadas rasas de cacao en polvo

Nota: En cuanto a la azúcar, yo doy la cantidad que sale en las recetas que he visto por Internet pero considero que debe ser a gusto cada quien porque he descubierto que el dulce es relativo para cada persona, además con el hecho de que los venezolanos tenemos un alto niveles de riesgos de diabetes hace que tengamos que tomar en cuenta de que debe ser una cantidad menor o con productos especializados para este tipos de problemas con los que se puede cuidar nuestra salud.

Preparación:

Para esta preparación les voy a dar la receta estándar que se encuentra en todos lados, más abajo les daré los tips de las adaptaciones que yo le hice con las cosas que se pueden conseguir aquí en Venezuela.

Se bate la mantequilla con un batidor eléctrico hasta que quede muy cremosa, luego se le agrega parte del azúcar y se bate hasta que se una por completo. Se separan las yemas de huevo de las claras y se van agregando una por una, cuando estén todas unidad se le agrega el resto de la azúcar. Se le agrega, entonces, la sal, la canela y la esencia de vainilla. 

El cacao en polvo se une con el líquido de la maceración y se une a la mezcla, luego se le agregan las frutas maceradas que han sido previamente pasadas por harina. Luego se le agrega la harina previamente unida con el polvo de hornear con una paleta y se va alternando con la leche (se comienza con harina y se debe terminar con harina). Finalmente, las claras de huevo, previamente montadas a punto de nieve, se agregan a la masa con la paleta en forma envolvente. 

Se lleva al horno en un molde con mantequilla y harina a unos 160 °C por alrededor de 30 minutos o hasta que se le puye con un palillo de cocina y este salga limpio.

Para decorar es muy fácil, se puede polvorear con azúcar glass y dejar de lado un poco de las frutas maceradas y esparcirlas por arriba. Yo en vez de utilizar las frutillas, más bien ralle un poco de chocolate en barra y lo coloque en la parte superior de la torta.

Tips:

1.- Hay que tener en cuenta que las frutillas deben estar maceradas por al menos 2 semana, sin embargo, como yo no sabía de ello cuando busque la receta, utilice frutillas sin macerar pero siempre se pueden comprar con el líquido (saldrán un poco más costosas pero valdrá la pena). Muchas personas ponen a macerar las frutas desde principio de año para que estas estén listas para diciembre. La cuestión de la maceración es para que las frutas tomen el sabor del licor utilizado de modo que quede delicioso.

2.- Como no tenía el líquido de la maceración (porque mi papá, quién fue el que trajo las frutillas, no las compro con él) se puede utilizar whiskey, licor de naranja, de fresa, ron, entre otros pero no se utiliza licores destilados de color blanco pues le da un sabor raro y para nada sabroso. Yo utilicé licor de fresa (de la Colonia Tovar) y Whiskey (que, afortunadamente, mi papá tenía por allí – mi madre se lo agarro a escondidas).
3.- Yo no utilice cacao en polvo porque aquí donde viven mis padres es muy caro, y además no se consigue (ja y somos un país productor de cacao). Yo utilice una tableta de chocolate para repostería Savoy, que como al derretirlo con mantequilla se vuelve muy liquido, hay que reducir la cantidad de leche para que la masa no quede muy líquida. A esa mezcla le agregue los licores.

4.- Además, se debe hacer con antelación para que los sabores se asienten perfectamente. Es decir, yo hice la torta el 22 de diciembre para comerla el 24 en la cena de Noche Buena. 

Y ya pues está todo listo para disfrutar de este delicioso postre navideño.

CONVERSATION

Instagram

Instagram

Follow Us