Short Hair Don’t Care

Inspiración: Dianna Agron
(Source: We Heart It)

La semana pasada fue el estreno. Se preguntaran ¿qué estreno? Hay muchas películas que hay que ver, por supuesto, ¿quizás Vengadores: Era de Ultron? SI, HAY QUE VERLA. Pero no hablo de eso sino de mi corte de cabello, porque ahora estoy oficialmente dentro del grupo de la onda summer hair cut. Adoro mi nuevo corte de cabello, ya llevaba tiempo que quería un cambio (y este es tan sólo el primer pasó). Es decir, ya estoy en mis últimos meses de la universidad y quiero hacer algo diferente para sentirme mejor y más linda con migo misma. 

Un corte de cabello puede tanto convertirte en la nueva modelo internacional del momento (tipo Twiggy) o hacerte de una mota ambulante deseando que el cabello crezca lo más rápido posible. Recuerdo una vez cuando tenía como siete años cuando me ocurrió un desastre estilístico; resulta que toda mi niñez tuve el cabello corto gracias a que mi madre estaba obsesionada con hacer el corte tipo “niña bonita” (creo que era una novela que pasaban en ese tiempo), alegando siempre que “supuestamente” tenía el cabello muy fino, lacio y poquito, por lo que mantenerlo corto era la mejor opción. Sin embargo, yo lo detestaba porque quería, como todas las demás niñas (incluyendo mi hermana), hacerme clinejas, una cola de caballo, o cuanto peinado pudiera, pero nunca fue así.

Entonces, mi abuela, que sabe como cortar cabello, me corta el cabello, pero resulta que en ese fatídico momento, ella creo que no podía nivelarme el corte (o fue sólo porque ambas lo quisieron así y me dijeron lo contrario) y me corto TODO el cabello dejándome como hombre. Pueden imaginarse que fueron los peores meses de mi vida esperando a que mi cabello creciera otra vez; yo tenía pesadillas, y lo digo en serio, tenía pesadillas sobre ello que aún recuerdo. Como ya no dejaba que mi abuela me cortara el cabello de nuevo, desde entonces lo utilizaba a la altura de los hombros que duro mucho tiempo durante mi adolescencia y luego lo deje crecer hasta la cintura durante los últimos años del liceo y gran parte de la universidad.

Afortunadamente, este nuevo corte ha hecho maravillas a mi aspecto haciéndome lucir más joven y suavizando mis facciones, aunque no me ha convertido en la próxima Ángel de Victoria’s Secret (bueno, eso si es lamentable). Además, me ha ayudado con mi autoestima, porque el simple hecho de hacerme un cambio y estar satisfecha con ello es un gran paso para aceptarme a mi misma (cosa que he venido trabajando desde que entre a la universidad). Y aún más que tus compañeros, amigos y familiares les gusten ese nuevo cambio y te apoyen. 

Inspiración: Taylor Swift
(Source: We Heart It)

Claro que no a todo el mundo le ha gustado; hubo una chica que me dio una opinión negativa de ello, y sin embargo, el hecho no es si le gusto a ella o no, o si, para mí, era necesario que todos y cada una de las personas a mi alrededor me encontraran linda. No. El hecho es que no me importó, porque a) la chica no es una de mis amigas-os cercanos que puede o no que su opinión me afecte en cierto sentido, b) ella es del tipo de chicas que pretende tener la razón siempre – aunque no la tenga – y que todos debemos hacer lo que ella dice, c) la chica no es maliciosa, a pesar de que nunca dice las cosas de buena manera, ella lo hace porque lo cree necesario, y d) porque la opinión de los demás no debe importarle a nadie si uno se siente bien consigo mismo.

Cuando la chica decía lo que tenía que decir, yo estaba en blanco y ni siquiera le respondí. La deje hablar porque ella quería hacerlo, en incluso muchas veces desestimo las pocas cosas que llegue a decirle. Pero al final de cuentas, permití que dijera lo que quería ya que a mí no me afectaría lo que yo encontraba lindo y genial. Y este es el punto de todo el post: 

NUNCA TE DEJES AFECTAR POR LA OPINIÓN DE LOS DEMÁS.

Cuando hacemos algo debemos hacerlo porque así lo queremos, como he dicho muchas veces, está es nuestra vida y nadie va a vivirla por nosotros. Nosotros somos los que amamos, lloramos, sentimos dolor, felicidad, inspiración, esperanza, satisfacción, resentimiento, odio, entre otras muchas cosas dentro de nuestro cuerpo, NUESTROS cuerpos de nadie más. Por lo que si crees que lo que has hecho es grandioso, estas satisfecha (o satisfecho) con ello y te alegras de haber dado el paso para lograrlo, no te dejes que los demás decidan si es bueno o no. 

No permitas que otros tomen las riendas de tu vida dejándote con las migajas. Y sin importar si es algo mínimo como un corte de cabello o algo más grande como mudarte a otra ciudad para comenzar una nueva vida, no debe ser menospreciado por alguien diferente a TI. Toma tu propias decisiones y se feliz con ellas.

CONVERSATION

Instagram

Instagram

Follow Us