Guía para una buena exposición en Comunicación Social


En mi carrera me han enseñado que la presentación es importante. Como comunicadores somos una marca, la cuál representa todo lo que somos. Por tal motivo, es importante comenzar a cultivarla desde el principio de la carrera; cuando estaba en un grupo musical de orfeón en mi liceo, mi profesora decía "sí lo haces en el ensayo, lo harás en la presentación". Es decir, sí cometo el error en los ensayos y no los corrijo y los tomo como un juego, a la hora de ponerlos en práctica en la vida laboral lo haré mal porque es algo que ya hacia y se me quedó grabado de esa forma.

Hay que hacer las cosas bien. Exigirnos a nosotros mismos, porque sí no nos tomamos las cosas en serio, nadie más lo hará. Es por ello que presento esta guía de como hacer una buena presentación en una exposición (que bien puede funcionar en todos los ámbitos de la vida - la presentación lo es todo).

1.- Tener un buen tema y dominarlo

De nada vale que te pares en el estrado sin saber nada. No vas a hacer el ridículo frente de todos. Sin embargo, esfuerzate para aprender un poco más. Eres tú el que va a exponer y la nota es tuya. Date la oportunidad de salir bien, estudiando un poco.

2.- Las láminas de presentación deben ser sencillas y con poco texto

Cuando haces una presentación en power point o prezi, o donde sea, debes tener en cuenta que son un material de apoyo para tí, y sin embargo, también para los espectadores a entender tú exposición. Así que piensa en ellos a la hora de crearlas. Éstas deben contar con las cosas más esenciales e imágenes que hablen por sí solas. Es recomendable que sean de fondos claros (preferiblemente blanco) con texto oscuro (preferiblemente negro) para que se entiendan mejor y permanezca la simplicidad, de forma que sea agradable para el espectador.

3.- Vestirse bien

Siempre escuchamos que la primera impresión nos dice todo (o algo así). Esto es verdad, cuando estás delante de un público y debes convencerlo de que lo que dices 'es cierto', todo lo que digas será más creíble sí estás vestido de manera adecuada. Puedes hacerlo lo más cómodo posible, cualquier cosa que te ayude, pero siempre con una presencia impecable que te de seguridad. En una exposición de comunicación social (y debido a que mucho de nosotros podríamos llegar a la televisión) debemos vestirnos bien. Es recomendable estar de un color cálido pero profesional (el marrón, negro y blanco, funcionan bien) y sí se está en un grupo que todos tengas los mismos colores para que se vea uniformidad; además, pueden ir maquilladas y con tacones, para las chicas, y zapatos de vestir para los chicos,  para dar ese aire de profesionalismo y seriedad.

4.- NO exponer con papeles en las manos

Sí tienes una láminas como material de apoyo es imperdonable tener los papeles con los que estudiantes en la mano a la hora de exponer. Aunque, algunas veces puede ser para encontrar la seguridad, usa algo con lo que puedas mantener tus manos ocupadas. Y en tal caso que no te sientas seguro de lo que vas a decir, haz fichas. Es mejor que parecer inseguro y que no sabes nada de lo que hablas, que necesitas papeles para consultar y que no sabes utilizar tú material de apoyo.

5.- NO te sientes cuando tus compañeros están hablando

Sí estás en un grupo en el salón de clases, debes ser considerado con tus compañeros de equipo y mantenerte en pie dándole apoyo como quieres que te lo den a ti. Al mismo tiempo parece como sí no tienes compromiso con tu equipo y con el trabajo que hiciste porque parece que están demasiado cansado y desmotivado como para estar allí. Y será aún peor sí la nota es grupal, porque los profesores ven esto siempre.

6.- NO te muevas por el escenario cuando otros están hablando

Es una gran falta de respeto que pases detrás de tú compañero cuando está hablando. Y sí estás en un salón de clases, hacerlo por delante; desconcentras a todos porque interrumpes el canal de comunicación.

Otra cosa importante es pasar por delante del reflector cuando vas a cambiar posición para hablar. Colócate en tú lugar de una vez y así se ve más coordinado y profesional. Además, no entorpeces la concentración de tú compañeros.

7.- NO tropeces con tus compañeros

No apartes a tus compañeros para que te den espacio para que hables. Es una falta de respeto.

8.- Maneja tú material de apoyo

Sí tú haces las láminas de la presentación envía el archivo a tus compañeros para que sepan que hay allí. Y sí por el contrario alguien ajeno a ti las hace, exige que te las muestren antes de la presentación.

Por otro lado, sí cada quién hace las suyas, que las envíen a alguien para que las recopile todas y las estilice para mantener una unidad y la estética del equipo.

Y por último pero no menos importante.

9.- Haz un material de apoyo originales para tus compañeros de clases

Cuando haces una exposición, por lo general, te exigen que des un material de apoyo para que a) tus compañeros de clases estudien sí hay evaluación después de las exposiciones o b) ellos tengan algún recuerdo o información para más tarde sobre lo que haz hablado; es por ello, que debes entregarles algo. Por lo general, partes para un tríptico, folleto o diptico, porque son más fáciles. Pero es bueno siempre hacerse notar y que las cosas que hagas tengan trascendencia. Estas cosas de papel siempre los botan y se pierde el dinero y el tiempo. Por lo que asegúrate en pensar qué es lo que tus compañeros necesitan y sal con algo original para darles.

Espero que sea de ayuda para todos ustedes y que lo pongan en práctica. Cuando se expone se da información, pero también nos estamos presentando nosotros mismos y es importante dejar una gran y buena impresión.


¡Besos!
Giova

CONVERSATION

Instagram

Instagram

Follow Us