Giova By Design lifestyle blog

We Move to
Rosennette

Facebook / Twitter / Instagram

Facebook
Twitter
Instagram

Copyright © Giova By Design | Published By Gooyaabi Templates | Powered By Blogger
Design by WebSuccessAgency | Blogger Theme by NewBloggerThemes.com

No Te Pierdas

Giova Charla con... Ana Arias

Bienvenidos un año más al blog. Ya vamos a una semana de haber entrado en el 2017 y, por lo menos, aquí, en Giova by Design, las cosas van...

Blog Archive

Sigue a

Etiquetas

Visita mi blog literario

Instagram

Instagram

Follow Us

Subscribe

featured Slider

Populares

Soy parte de

Ads

Pinterest

Follow @GiovaByDesign

Desvarios de una comunicadora social

Hola a todos...

Hoy les traigo algo que me está rondando la cabeza desde hace algún tiempo. Se trata de un libro que leí de forma académica pero que no quiero reseñar porque es inmensamente largo y lo que quiero compartir con ustedes es esta “teoría” que me ha quedado después de leerlo.


Los medios de comunicación deben ser controlados.

Resulta que en la universidad para la materia de “Teoría de la Opinión Pública” nos asignaron leer el libro del Cesarismo Democrático de Lauriano Vallenilla Lanz. Este libro, ambientado en la Venezuela de principios de 1900, bajo la dictadura de Juan Vicente Gómez, habla sobre el hecho de que para manejar y gobernar el Estado Venezolano es necesario la violencia y dureza hacia los habitantes. Esto debido a la tradición de las conquistas y toda la historia de la emancipación de Venezuela. El autor habla de “Gendarme necesario”, una visión positivista de un personaje, un caudillo, que de forma dura y potente que justificadamente, por el mismo autor en su libro, debe manejar a la población de esa forma, ya que es la única manera de hacerlo.

Entre todas estas, ¿qué es lo que tengo que decir yo sobre esto?


Bueno, de que estoy de acuerdo con él. ¡¿Qué?! ¡¿Estar de acuerdo con una dictadura en Venezuela?! Quizás se pregunten, pero lo cierto es que si y no. No estoy a favor de una dictadura en el país pero estoy de acuerdo con lo que expone Lauriano Vallenilla Lanz en su libro.

Si revisamos la historia de venezolana se puede apreciar que ha sido un lugar violento desde hace muchísimo tiempo. Los indígenas con sus propias costumbres y creencias se consideraban guerreros y, es conocido, que ofrecían a varios de sus miembros como sacrificios de para los dioses, así como pelear entre ellos para tener los privilegios de estar en un lugar y obtener los beneficios de dicho territorio. Igualmente, a la hora de la venida de los españoles, estos no llegan con las mejores intensiones. Para las expediciones de descubrimiento Cristóbal Colón no tenía precisamente a letrados y estudiosos de España, sino a corsarios, convictos, presos y resentidos sociales, que fueron liberados de sus penas para acompañar al explorador en su aventura.

A su llegada se deslumbraron por la vestimenta para nada puritana de las indias y también por el oro que portaban los residentes como adornos. Toda esta gente avariciosa se tomo la tarea de empezar los saqueos de las ciudades indígenas, de violar a las mujeres y tomar posesión de todas las cosas que querían. Antes de continuar, debo acotar que no es que tenga este pensamiento de injusticia arraigado en mi alma por lo cual odio y detesto a todos los españoles, digo no, para nada; es indudable que gracias a ellos entramos en las sociedades modernas de la época, obtuvimos educación, nuevas costumbres ricas en historia, entre otras muchas cosas buenas que nos dejaron; hoy en día Venezuela no sería lo que es (las cosas hermosas, claro) si no hubiese sido por los españoles. Pero también creo que fue el encuentro de dos mundos más no un descubrimiento, porque ya el territorio estaba poblado; ni tampoco estoy de acuerdo con lo bárbaro que fueron con los indios de ese entonces, porque indudablemente lo fueron.

Pero también hay que dejar claro que ese era otro tiempo y otra forma de pensar, aunque sigue siendo una abominación. Y también, que todos los grandes imperios se han creado gracias a la violencia a la hora de tomar a otro territorio. Eso ha sido desde la eternidad y es sólo porque las personas de esa época no tenían este pensamiento de justicia social, que es un término del siglo XX, y de que cada quien es merecedor de respeto y seguridad.

Entre tanto, siguiendo con mi opinión sobre lo que dice Lanz, estoy de acuerdo con él porque conociendo toda esta historia es indiscutible decir que la sociedad venezolana es una sociedad resentida y una sociedad que, de alguna manera, busca la venganza de aquellos que mancillaron a sus antepasados tanto tiempo atrás. Ya al tiempo de la Guerra de Independencia, los indios y esclavos se unen en dicho sentir para pelear por lo que creen es mejor para ellos, bajo el liderazgo de Simón Bolívar, todos ellos van a la lucha y “ganan”. Entre todas estas, y para no hacer más largo esto, Vallenilla Lanz justifica a la necesidad del caudillo por toda esta historia de violencia de Venezuela, en la que como estamos acostumbrados a esta, es necesario que se nos gobierne con mano dura.

En tal sentido, es muy cierto que era necesario, en el tiempo de Juan Vicente Gómez (la época que está ambientado el libro,) la violencia, si alguien mataba lo mataban, si alguien violaba lo violaban, si alguien robaba le cortaban o quemaban las manos, y así sucesivamente con todo los delitos. Claro está que había violación de derechos humanos pero he aquí la cuestión ¿por qué darle derechos a una sociedad ya pacificada mediante castigos severos? Otra vez, no estoy en contra de los derechos, pero el hecho de darle estos derechos le permitió volver al mal carril porque ellos “tenían” que vivir mejor. ¿Vivir mejor en un país donde la tasa de desempleo era casi mínima? ¿Dónde se pago la deuda externa por completo? ¿Dónde se empezó la explotación del petróleo? Si, hay muchas cosas que se evadían pero muchas otras que eran de buen aspecto. Gómez duro en el poder 27 años, tiempo en que la sociedad venezolana fue la más pacífica.

De esta forma entonces, digo que sí estoy de acuerdo con el Cesarismo Democrático, se necesitaba un caudillo en ese tiempo. Y “necesitaba” está en pasado, porque ciertamente era para esa época pero no para está. En la actualidad, Venezuela no necesita una figura política que guíe a los venezolanos, tampoco un “santo” o revolución socialista que traiga “igualdad” a la población.

¿Qué es lo que necesita Venezuela ahora? Lo medios de comunicación

Nuestro Primer Diseño
Comunicacion-live

Sí, estoy completamente convencida de que esta teoría del cesarismo puede ser abordada desde el punto de vista comunicacional. Hoy en día, los medios de comunicación, y especial la televisión, es lo que amolda la conducta de la población, ya que lo tiene todo pero al mismo tiempo no tiene nada. Es decir, ¿qué es lo que forma ahora una imagen pública? Los medios. Si un político quiere lazarse a un puesto ¿qué es lo que hace? Va a los medios para que le hagan propaganda. Así de sencillo. Todos ellos van a las localidades más necesitadas cuando hacen campaña, de resto no aparecen por allí y sólo se les ve en los medios de comunicación al terminar las jornadas de votación.

En tal sentido hay dos cosas a considerar, la primera es que el ser humano SI necesita a alguien desde el punto de vista metafísico, psicológicos, teológico y social. En términos metafísicos y teológicos, se busca a un ser supremo para poder explicar las cosas que son desconocidas. Social y psicológicamente, el hombre necesita a una persona por encima de él a la quien admirar, desear, emular, tomar como ejemplo, y lo más importante, acarrearle sus problemas. Pero en segundo lugar, en un globo donde la tecnología es la que lleva la delantera, donde todo el mundo sabe los asuntos de todo el mundo, donde la población es bombardeada con información todos los días, esta figura necesaria es sólo condicionada por lo popular que sea en los medios de comunicación, porque como ya he dicho, los medios forman la conducta del ser humano actual.

He aquí entonces el gran problema, se necesita un “Gendarme necesarios” para que ponga mano dura en los medios de comunicación y estos, a su vez, hagan que la población se vuelva pacífica y ordenada. Esto no quiere decir que se hagan lo que el gobierno está haciendo de cerrar los canales de televisión y emisoras que se opongan a ellos, pero sí que una persona de buenos principios, que busque verdaderamente el porvenir de todos, que piense más en los demás que en sí mismo, tome control de la herramienta más importante y peligrosa en la actualidad y haga el bien.

Porque es indiscutible que los medios han abierto mucho las alas y subido a una montaña demasiado alta en la que quieren mandar y hacer lo que ellos quieran, por lo cual debe ser necesario intervenir. Porque no se sabe si ¿primero fue el hecho de violencia que necesito de la gran cobertura de la prensa o la prensa que le dio demasiada cobertura a un hecho diminuto? Y eso es lo que se debe controlar.

Pero ¿por qué controlar a los medios?

Universidad Pontificia Bolivariana de Colombia

En una parte, mientras estaba redactando esto, le plantee mi idea a mi hermana y ella 1) me dijo que estaba loca y 2) me pregunto que por qué controlar a los medios, que ella no entendía mi punto de vista porque necesitamos es a una persona que sepa llevar el país. Entonces, allí me di cuenta de que les estoy hablando como si fueran uno de mis profesores de la universidad, que ya dan por sentado por qué se debe controlar a los medios. Entonces, aquí va mi explicación sobre ello.

Como comunicadora social, a mi me enseñan como manejar los medios para crear ciertos efectos en las masas. Una de las materias que se dedica a ello es, precisamente, Teoría de la Opinión Pública. En tal sentido, cuando se crea un programa de televisión no se dice que se va a hacer y ya. No. Se piensa: ¿A qué público va dirigido? ¿cómo afectara a ese público? ¿la intensión con la que se hará el programa? Entre otras series de preguntas, que no son solo preguntas, son estudios de la población, lo que nosotros llamamos en publicidad Estudio del Target y en periodismo Estudio de las Masas o Público.

Una vez que se hagan estas preguntas, se empieza con la producción del programa; y cada elemento en el set de filmación producirá algo en el espectador. Desde el hecho de que hay DOS velas en la mesa de la cena romántica, hasta el color de la camisa de la presentadora del programa de entrevistas. Cada cosa esta formulada para crear una respuesta al espectador. No solamente eso, el ángulo de la cámara al captar las imágenes, si se acercan más a tu cara o se alejan, si el tono de las imágenes son oscuros o luminosos. Cada cosa es metódicamente planeada. No hay cabos sueltos. Y lo más importante: Se busca la marca, vender el programa, el talento dentro del programa, un producto, el canal, entre otras cosas del entretenimiento.

Así que, la sociedad actual está bombardeada de estas cosas, que no dejan para nadie. Y es por eso que digo que es necesario que los medios sean controlados. Por se es, en la mayoría de los casos, consciente de la respuesta que se producirá, pero eso se deja de lado porque se está vendiendo algo que, aunque sea dañino para la sociedad, a la gente le gusta.

En conclusión, estoy de acuerdo con lo que dice Lauriano Vallenilla Lanz en su libro sobre que el Cesarismo Democrático puro era necesario en la época de Juan Vicente Gómez, pero en la actualidad, sin embargo, en la actualidad, lo que hace falta no es una figura política, se necesita que alguien con buenos principios y deseos tome posesión de la información difundida en los medios de comunicación para que estos, como gran herramienta de persuasión de la sociedad, la cambie, la pacifique y, con ellos, se solventaran grandes problemas como la delincuencia.

Entonces, ¿qué piensan? ¿Están de acuerdo conmigo?


¡Besos!

Giova

CONVERSATION

Bienvenidos


Hola, soy Giovana. Periodista y lectora voraz. Amo la moda, la comida y las artes en todas sus formas.

Popular Posts